En Internet desde el 3 de octubre de 2007


IP

Horarios fin de semana

Horarios fin de semana

Estadísticas

martes, 18 de diciembre de 2012

La efectividad del Alburquerque trunca la racha positiva del Montehermoso

CP Alburquerque: Francis, Terro, Javi (Jaime Escudero m.86), Francisco, Tole, Negro (Miguel Machaco m.77), Nene, Jaime Durán (Alberto Rivero m.89), Angelín, Jaime Romero (Luis Rabazo m.69) y Folleco.

CP Montehermoso: Elías, Kiko, Castor, Fusky, Luismi (Jairo m.83), César, Juanje, Julio (Victor Martín m.83), Óscar (Mito m.55), Victor Durán y David Bartolomé (Néstor m.77).

Goles: 1-0: Tole (m.3), 2-0: Negro (m.61)

Árbitro: David Moreno Barrera (delegación de Badajoz). Amonestó con cartulina amarilla a los locales Javi, Angelín, Jaime Romero, Folleco, Negro y Jaime Durán y a los visitantes Castor, Juanje, Kiko y Elías. Expulsó por doble amonestación al visitante César.

Incidencias: Partido correspondiente a la 14ª jornada del Campeonato de Liga de Regional Preferente de Extremadura, en su grupo 1, disputado en el Estadio Municipal "Juan José Marmelo" de Alburquerque ante cerca de 200 espectadores. Tarde muy desapacible, con lluvia, niebla y bastante frío. Terreno de juego en muy malas condiciones. Se guardó un respetuoso minuto de silencio por la muerte de un familiar de dos jugadores del CP Alburquerque.

Crónica del encuentro: El Montehermoso trunca su racha de seis victorias consecutivas tras ser doblegado por un Alburquerque que hizo de la efectividad su arma de doble filo, para imponerse a un conjunto rojillo que no mereció un castigo tan injusto, y que permite al conjunto azulón engancharse de nuevo a la lucha por los puestos de privilegio, tras su inesperado tropiezo en tierras veratas la pasada semana, que le había alejado por momentos de la lucha que, hasta final de temporada, se prevé bastante igualada.

Comenzó el encuentro sobre la superficie de barro en que se había convertido el municipal pacense, muy castigado por las lluvias acaecidas con anterioridad. El balón, con botes imprevisibles, no facilitaba en ningún momento el buen juego, lo que hizo que en estos primeros momentos se abusase mucho del patadón para llevar el peligro a las áreas. Fue el cuadro local el que comenzó avisando, en la antesala de lo que sería el gol tempranero conseguido poco después, cuando Jaime Durán se plantó solo ante Elías, que desbarató magníficamente, pero que nada pudo hacer al llegar el rechace posterior a Tole, que lo colocó junto a la escuadra para conseguir el 1-0. Mazazo auténtico para un cuadro visitante que aún no encontraría su sitio hasta bien avanzado el acto, ante un Alburquerque que contuvo bien a la zaga rojilla, pero sin crear más peligro que el del gol conseguido con anterioridad. Sin embargo, antes del descanso, despertó el Montehermoso y gozó de sus mejores ocasiones, pero unas veces la superficie y otras la escasa suerte de cara a gol, unida a la habilidosa actuación de la retaguardia azulona y, sobre todo, de su cancerbero, dieron al traste con varias opciones para conseguir las tablas, a cual más clara, pero que determinaron que cuando la pelota no quiere entrar, todo esfuerzo es inútil.

El segundo acto, con un terreno de juego bastante más pesado, dejó paso al tedio y la falta de espectáculo, algo bastante previsible. El Montehermoso se volcó a por el empate a la desesperada, ante un Alburquerque que esperaba agazapado buscando sus contragolpes letales de partidos anteriores. El cuadro visitante tuvo varias ocasiones claras de gol, sobre todo después de una sucesión de saques de esquina que, como en el primer acto, no acabaron en las redes locales por falta de puntería y también de mala suerte. Esto, una vez más, permitió escapar vivo a un Alburquerque que volvió a tirar de efectividad poco después, cuando Jaime Durán puso un balón al joven Negro, que a puerta vacía sentenciaba el choque (2-0). Un tanto que hundía al cuadro rojillo, pero que pudo convertirse en otro partido si poco después Mito, tras un rechace de falta ejecutada por César, no lo hubiese mandado alto cuando lo tenía todo a favor. Ahí prácticamente murió el encuentro, que comenzó a partir de ese instante a ser permanentemente interrumpido, dejando en inferioridad en una de las acciones al cuadro rojillo por expulsión de César. Los ánimos se encresparon en demasía, con acciones que no ayudaban para nada al fútbol y que acababan beneficiando al Alburquerque, el equipo que iba ganando y que dejaba pasar los minutos, ante un Montehermoso incrédulo, que vio cómo su esfuerzo no era recompensado en un encuentro en el que, a pesar de dar la cara, tuvo que venirse de vacío.

1 comentarios:

Anónimo dijo...

naaa... que a los eqipos de arriba no hay huevos a ganarles y yasta....este añoo tener asumido q no vamos a jugar ni play off